La vida  es tan larga como la sensación de dolor,

pero tan corta como un suspiro,

te lleva por caminos de perdición,

mientras te hace ver el sol.

Te acuesta sobre el manto estelar de la luna,

mientras deja dentro de ti la vejez de la edad.

Te levantas con la brisa de la mañana

sin saber que ocurrirá y esperas durar lo suficiente

para encontrarle sentido al vivir.

 

LEONARDO DEL PORTILLO OROZCO

06 DE MAYO DE 2007